Noticias
28-Dic-2020
PETROPERÚ aclara publicación de diario Expreso
Reproducimos carta aclaratoria GDCM-5473-2020.
PETROPERÚ aclara publicación de diario Expreso

Señor
Antonio Ramírez Pando
Director Diario Expreso
Calle Luis Carranza 2280, Lima 1.
Presente.-


De mi consideración:

Sirva la presente para saludarlo y, a la vez, solicitarle la rectificación de la columna titulada: “Francisco Sagasti y PETROPERÚ”, firmada por el Sr Rafael Romero, publicada en la edición nacional del diario Expreso el domingo 27.12.2020, la cual contiene afirmaciones inexactas que es oportuno aclarar en aras de la verdad y la reputación corporativa de la Empresa y sus funcionarios. 

Sobre el Proyecto Modernización Refinería Talara precisamos que su costo de inversión es de US$ 4,700’000,000 y no US$ 7,874’000,000, como afirma la nota. El endeudamiento para cubrir ese monto se empezará a pagar, en gran parte, a partir de la entrada en funcionamiento del nuevo complejo refinero a fines de 2021; y se efectuará con recursos propios de la Empresa y no “por todos los peruanos”, como asegura la nota. 

De otro lado, a lo largo de su ejecución, el proyecto se ha desarrollado bajo la supervisión propia de la Empresa y el de un consorcio internacional. Además, la Contraloría General de la República ha tenido conocimiento de las acciones realizadas y ha solicitado información que le ha sido proporcionada; así como ha emitido informes de control, los que han sido respondidos. Mientras que actualmente mantiene un control concurrente en el proyecto, por lo que es errónea su afirmación de que el proyecto se ha realizado “sin ningún control”. 

Asimismo, es importante precisar que PETROPERÚ no tiene injerencia en las contrataciones y subcontrataciones de los contratistas principales de este proyecto, Técnicas Reunidas y Consorcio Cobra SCL. 

Sobre el cambio de la identidad visual es importante precisar que este se realiza como parte de un proceso que se inició hace ocho años atrás y no costó US$ 76 millones, por lo que tampoco se ha pagado “durante la pandemia”, como se menciona erróneamente en su publicación. Actualmente, tal como hemos informado, PETROPERÚ viene realizando un cambio de su posicionamiento en el mercado nacional, a través de una nueva identidad visual que se viene aplicando gradualmente en las estaciones de servicio afiliadas y en otras instalaciones, básicamente con el presupuesto regular de la Compañía.

Es falso que el contrato para la implementación del Hospital Modular Talara haya sido cuestionado en medios de comunicación, como lo afirma el autor. Dicho centro de salud se encuentra operativo y en posesión de ESSALUD, contribuyendo a la lucha contra la COVID-19 en la región Piura. También es inexacto que las plantas de venta y terminales del Sur hayan sido tercerizadas; al contrario, las viene operando directamente PETROPERÚ.

En la nota se afirma que el Gerente de Cadena de Suministros, Santiago Santa María Rizo Patrón, ha intervenido en un contrato de seguros con una empresa de su primo hermano, lo cual es falso. La persona señalada no es su primo hermano y dicho contrato no lo realizó su gerencia. Asimismo, tampoco se configura un conflicto de interés únicamente por poseer un mismo apellido. Además, no es cierto que haya un nuevo contrato por el embarcadero de Iquitos, como se afirma en la nota.

Con respecto a la política de gestión social de la Empresa debemos aclararle que esta ha logrado reducir notablemente los conflictos provocados a raíz de los cortes al Oleoducto Norperuano (ONP), al haber desarrollado programas con beneficios directos para las comunidades colindantes con el ducto. Los problemas actuales con algunas organizaciones indígenas no se relacionan con PETROPERÚ sino con el plan de cierre de brechas sociales a cargo de la PCM, la cual ha logrado resolver los últimos conflictos pendientes en el ONP con la participación activa de nuestra Empresa como articuladora de los distintos sectores del Estado a cargo de las demandas sociales de las comunidades nativas. No es exacto, por tanto, decir que “los conflictos sociales no disminuyen”, como lo sostiene el autor de la nota.  

También es falso que se vaya a vender el edificio de la sede principal de la Empresa ni el del Club PETROPERÚ. En todos los casos se está poniendo en valor inmuebles subutilizados o que no están directamente relacionados a las operaciones de la Empresa. En el caso de la sede principal se busca alquilar varios pisos hoy desocupados o por desocuparse gracias al teletrabajo. En el caso del Club PETROPERÚ, es un inmueble que es propiedad de la Compañía desde hace 40 años y su directiva se niega a pagar alquiler, pese a que dos tercios de sus socios no pertenecen a PETROPERÚ.

Lamentamos la actitud poco profesional y no equilibrada del autor de la nota al no habernos contactado y consultado sobre las imputaciones que nos hace de manera previa a su difusión, principio elemental del periodismo que le hubiera permitido contrastar los datos o aclararlos de manera oportuna. En todo caso, nuestra Empresa está a su disposición para todas las consultas que requieran. Agradeceremos tomar en cuenta la información brindada para realizar la aclaración correspondiente en un plazo de 48 horas, a fin de que su público lector esté al tanto de las verdaderas acciones realizadas por PETROPERÚ.

Sin otro particular, quedamos a la espera de la correspondiente rectificación en los términos, medios, plazo y proporciones similares a las empleadas para difundir las imputaciones señaladas.

 

Atentamente 

Juan José Beteta Herrera
Gerente (i) Dpto. Comunicaciones

CAR-05